Laravel logo

En este post hablaremos sobre uno de los frameworks de PHP que más aceptación poseen ahora mismo por parte de la comunidad de desarrollo: hablamos de Laravel, cuya versión 5 ha sido liberada hace poco, y que supone un cambio significativo respecto a su versión anterior.

Laravel es un framework PHP enfocado principalmente a desarrollo y servicios web, y aunque ofrece mucha flexibilidad en la arquitectura de la aplicación a desarrollar, su uso más común se basa en el patrón MVC (Modelo-Vista-Controlador). Una de las características de Laravel es la gran cantidad de funcionalidad "out of the box" que aporta al desarrollador, lo que redunda en una velocidad y calidad de desarrollo bastante altas. Posee multitud de componentes útiles listos para ser usados con una mínima configuración (un ORM muy potente, autenticación, rutas y soporte RESTful, validación de entrada, caché, plantillas, gestión de idioma, sistema de colas y muchos más), y en su última versión también aporta cosas tan interesantes como Laravel Cashier (una interfaz para los servicios de suscripción y facturación de Stripe), una capa de abstracción para gestionar sistemas de ficheros independientemente de que sean locales o en la nube (como Amazon S3, entre otros), o Laravel Elixir, que permite gestionar de una manera limpia y sencilla tareas para Gulp, tales como la generación, minificación y versionado de ficheros Javascript o Less/Sass/Css. Además, usa Composer para la gestión de sus dependencias, lo que hace que instalar otros componentes de terceros sea una tarea casi transparente para el desarrollador.

Todas estas características y la filosofía de desarrollo y estilo que propone (como por ejemplo, su enfoque de "convención sobre configuración", al estilo de Ruby on Rails) lo están convirtiendo en el framework de moda en el mundo de desarrollo PHP, y no sin razones bien fundadas. Su comunidad ha crecido enormemente y lo sigue haciendo, motivada por las ventajas que ofrece respecto a otros competidores: Laravel es mucho más potente y completo que otros más antiguos como CodeIgniter y a la vez es más simple y directo que gigantes como Symfony (del cual aprovecha multitud de componentes), lo que lo convierte en una de las opciones más razonables a la hora de elegir un framework de desarrollo y servicios web.

Tan útil como sus componentes es el ecosistema que se está creando a su alrededor. Un ejemplo de esto es Laravel Forge, un servicio que permite simplificar al extremo la configuración y el despliegue de los proyectos PHP (no exlusivamente Laravel, aunque sí orientado a él) en los servidores. Ya en versiones anteriores de Laravel se abrió la senda para la simplificación de la configuración de las instalaciones en entornos locales (con Laravel Homestead, un "box" de Vagrant que incluye todo lo necesario para el desarrollo de un proyecto), y en general parece que la filosofía es automatizar todos los procesos en la medida de lo posible para que, desde el inicio hasta el despliegue y mantenimiento de un proyecto, la ganancia en productividad y calidad del software obtenido sea la mayor posible.

En conclusión, el mundo del desarrollo de software se mueve continuamente y Laravel es una iteración más en la mejora de sus procesos. Cualquier ganancia en productividad es bienvenida y aprovechada, y nuestra experiencia con este framework no podía ser mejor. Lo utilizamos en bastantes proyectos y ya hemos migrado a la versión 5, y consideramos que la elección ha sido más que satisfactoria, tanto en sensaciones como en resultados.